¿Por qué y para qué le sirve a mi negocio un proceso crítico?

¿Qué es?

Un proceso crítico es todo aquel que puede exponer a la empresa a un efecto altamente perjudicial y, por lo tanto, es de riesgo porque implica peligro.

Veamos un ejemplo sencillo: cuando la azafata está sirviendo bebidas a los pasajeros, la posibilidad de que eso traiga algún efecto desastroso para la empresa es mínima. Pero si las bebidas que entregó un proveedor poco confiable estaban contaminadas, el riesgo para la compañía es altísimo. ¡Peligro!

Otro ejemplo para entendernos mejor: salimos de excursión y el carro tiene dañado uno de los espejos retrovisores laterales ¡Peligro! Sin embargo, eso es importante, pero no crítico, porque podemos seguir. Pero resulta que nos metemos en un camino rocoso y una piedra afilada nos raja el tanque de gasolina: es tan crítico que se nos terminó el viaje. ¿Tenemos plan B? ¡Peligro!

Veamos el caso en una PYME: compramos a un proveedor una cantidad importante de mercadería con excelente precio y ahora no tenemos disponible para pagar servicios básicos y salarios. ¡Peligro de derrape en curva y vuelco fatal!

¿Por qué?

Cuando un proceso crítico no es resuelto de manera adecuada puede poner en peligro la continuidad del negocio. Pues hay procesos que conllevan peligro, pero no necesariamente son críticos, pues no amenazan la existencia de la compañía.

¿Para qué?

Los procesos críticos sirven para detectar “la hora de la verdad” de una empresa. Dice Christian Joanidis que son aquellos que “no pueden caer”. Y su caída no tiene que ver con la importancia de su contribución en la mayoría de los casos, sino con la capacidad de recuperar la operación de la empresa. Los procesos críticos son aquellos que de alguna forma hacen que nuestro negocio siga funcionando, porque el concepto de criticidad está vinculado a la operación y no necesariamente al largo plazo. O sea que la identificación de la criticidad le permite a la empresa proteger la operación medular que garantiza la continuidad del negocio.

Buena suerte con la detección de los procesos críticos de su empresa. Haga el diagnóstico o pida ayuda para hacerlo, la identificación de los procesos críticos a tiempo puede salvar su negocio. De eso se trata.

Silvia Álvarez

Compartir aquí
Menú